Continúa Sitges 2009

Este año con buena prensa dado el reconocimiento que esto ha ido adquiriendo en su primer año como cine fantástico lo que le hace más famoso aún. El sentimiento sin embargo sigue siendo que dura demasiado y que tiene demasiadas películas, pero aún así hay que darle un voto de confianza a su director Ángel Sala para que continúe en esta línea. Lo que sí es reprochable es que no hay suficientes ordenadores para la prensa. Lo curioso es que las mejores películas de fantástico tienen 24 imágenes por segundo y, ya se sabe, que 23 de las cuales salen en negro porque el cine es producto de los limitado de nuestra retina.

Las dos mejores películas de las últimas jornadas han sido Teniente corrupto de Warner Herzog que es un remake de la película del mismo título de Abel Ferrara. Diciéndolo bajito y sin que nadie se entere ésta es más bonita, más violenta, hace más apología de la maldad, de los estupefacientes, más corrupción… más de todo.

La otra película es The hurt locker de Katherine Bigelow. La película sigue a un unidad que desarticula bombas en Irak . Hay un experto que se juega la vida y dos observadores. La película relata los peligros que pasan, las fobias, las manías, el estrés… Es una magnífica película.

Por otro lado podemos hablar de una bonita película fantástica titulada Timer. Trata de que a uno le ponen en un papelito cuánto tiempo va a tardar en encontrar su pareja ideal, pero esto es una simple excusa para desarrollar una comedia rosa.

Mucho ha gustado, pero no a mí, Mr. Nobody por la cantidad de historias que cuenta siempre el mismo con las distintas posibilidades de vida por el siempre aleteo de la mariposa del Tibet, pero el terrible handicap de esta película es que el protagonista se parece mucho a Jim Carrey.