Nueva cita en Sitges con su festival

En esta edición nos encontramos con la gratísima sorpresa de que ya no es el festival de Cataluña como lo ha sido en los años anteriores. Ahora es el Festival de cine Fantástico de Cataluña y además el haber suprimido aquella marcianada llamada Gran Angular con películas normales le hace estar en la línea que hizo grande a Sitges dejando atrás a festivales del género como Avoriaz, Bruselas, Oporto, etc… Sólo falta en que confiemos en ello y que empiecen a aligerar las secciones de tantas y tantas películas que allí se proyectan porque es que no se puede con tanto. Se agradece por otro lado que en esta edición se celebre el 30 aniversario de Alien cuyo famoso huevo se encuentra dentro de la cabecera del festival. Se han traído a Walter Hill y se le ha entregado un premio permitiendo proyectar la película en una enorme pantalla y con muchísimo sonido.

En cuanto a las películas, predominan las malas. Como le oí a un periodista que hablaba por teléfono Sitges, maravilloso. Las películas, malísimaslo que vuelve a confirmar el problema de tanto material en este festival. Yo destacaría Crows 2 en la que se ve cómo no se pueden destrozar las leyendas. También destaca La condesa donde se quiere hacer buena a la célebre condesa Bathory. Magnífica la película Celda 211. Mamarrachada en 3D con The hole por Joe Dante. Y aquí seguiremos hasta el lunes día 12 con películas y más películas. Si de un festival de 12 películas destacas 6, entonces se trata de un buen festival. Si de un festival de 24 películas a concurso destacas 6 películas, entonces es que se trata de un mal festival. Éste es el problema de Sitges.