62 Festival de Locarno: la estampida del director

Continua Locarno, y su director Frédérick Maire va a cerrar este Festival como el último antes de dedicarse a dirigir la cinemateca suiza, lo que le ha servido para viajar gratis gracias al herario público suizo e instituciones privadas. Ha podido ir hasta a China para traer un esperpento de película o hacer una enorme retrospectiva manga incluyendo producciones de televisión que a la hora de la verdad ha tenido poco público.

Alguien que se va de la manera que lo hace el director del Festival de Locarno tiene 2 posibilidades: Hacer el mejor festival de todos desde que lleva en el cargo para que pase a la historia como el mejor de todos y que le echen de menos o bien, lo que ha hecho Maire, que es deshacer la sección de la Piazza Grande o hacer películas sin interés y situadas en secciones equivocadas como ha pasado con la película de Mark Recha Petit Indi que se ha metido en la sección de la Piazza Grande donde no ganará cuando podía haber ido a concurso y haber ganado.

Éste pasará a la historia como el peor festival en muchos años. El director sólo se está dedicando a dejar tarjetas a sus viejos amigos con el nuevo cargo y su nuevo número de teléfono. A eso sólo se dedica. Sí que han pasado algunas películas interesantes, pero de ésas que a lo sumo volverán a ir de festival en festival pero que no se verán en las pantallas comerciales.