El último festival del año se presenta magnífico

Ha comenzado la 46 edición del Festival Internacional de Cine de Gijón. Hace muchos años por iniciativa de Isaac del Rivero aquí nació un festival de cine infantil que llegó a ser de los más importantes de Europa. Ahora, con Jose Luis Cienfuegos, Gijón es una cita cada vez más obligada para todo amante del cine. Cine independiente, retrospectivas raras pero interesantes, música y fiestas, porque festival es todo eso.

Para empezar una película que se estrena uno de estos días, porque a pesar de ser independiente es deseable que pase a dependiente y que estas pelis se estrenen comercialmente, y ésta, ASFIXIA (CHOKE) de Clark Grergg, se estrena ya. Es una película descubierta en el ultimo Festival de Locarno. Es una película que comienza brillantemente. Es una reunión como la de Alcohólicos Anónimos pero de Adictos al sexo, promete ser una película hilarante, magnífica, pero al poco rato surge Anjelica Huston como una madre con ligero Alzheimer y, poco a poco, la película va descendienco hasta llegar al abismo.

De que es un festival en el que realmente se tabaja y se busca lo mejor tiene la prueba que yo, en un festival como Valladolid o Sevilla, había visto bastantes películas previamente en otros festivales y aquí solo tres.