65 Edición del Festival de Venecia

Estoy muy preocupado por la extrema delgadez de Kim Basinger y Charlize Theron, ¡¡pero muy preocupado!! Por cierto, que ésta última está en “The Burning Plain” de Oscar.

La opinión general de este festival de Venecia es que no hay ninguna película que merezca la pena como se pudo ver en el reciente Festival de Toronto. ¿Es que Marco Müller, el director de la Mostra no lo sabe?

Pero es a nivel concurso donde destacan los Hermanos Coen, que curiosamente no llevan su película a concurso. Tampoco en las secciones paralelas hay nada interesante. Si el cine está en crisis, ¿la salvación está aquí? El último que escape…

Decepciones. A medias. Takeshi Kitano llega con una estupidez de un niño. Prefiero al Kitano violento. Barbet Schroeder, vergüenza ajena con una película aburrida con un desastre de actores escogidos por el propio Barbet. Después llega Guillermo Arriaga con sus guiones. Es decir, con su costumbre de contarlo en desorden para crear la máxima tensión en función de una gran sorpresa final. El problema es la duración de su película: 147 minutos. Se puede decir, que de lo que llevabos de festival es la mejor.

Si Arriaga lo hace bien, David Munt sabe hacerlo bien del todo.