Sobre la Ley de paridad