Sobre la Mostra de Venecia 2

Se puede empezar a pensar que Marco Müller, director de Venecia, le tiene pánico al Festival de Roma, ¡qué sólo lleva un año de existencia! Digo esto por que algunas de las películas que ha traido ha sido sólo por las estrellas y que éstas vengan a Venecia y salgan en periódicos y televisión. Pero vayamos por orden.
Tomadura de pelo, aunque fuera de concurso, por parte de Takeshi Kitano con KANTOKU BANZAI!. Cinco minutos de absurdas risas complacidas del público. Luego aburrimiento y enfado por el desprecio del director al público para la acción, y él que dice que le gustaría hacer la película de otro modo y cosas así.

Se Jie de Ang Lee, película de 156 minutos de duración que si la redujera a 90 quitando todo lo superfluo sería una bonita película. Hay una bonita historia morbosa en el Shangai de la ocupación japonesa y unas secuencias eróticas muy majas. Perfecta ambientación y pesadez estructural.

Debería estar prohibido hacer películas que fueron obras maestras y que tenemos en casa ¡Qué pinta en un festival una basura absurda como no sea por traer a los intérpretes! Jude Law produce y llama a un director difunto, profesionalmente hablando como Kenneth Branagh, para poder lucir su histrionismo y su ego ¡¡¡ CON UNA NUEVA VERSIÓN DE “LA HUELLA”!!! con el morbo de que Michael Cane, que era el joven en la de Mankiewiez, ahora haga el papel que entonces hizo Laurence Olivier. Aburrido, pedante, inaguantable el Law ¡¡¡Señor Müller!!! ¡Váyase, usted sólo es fan de Joe Dante como demostró en Locarno!