CENSURA

Toda censura a la libertad de expresión es deleznable. Voces autorizadas del partido en el poder coquetean con la idea de poner límites a la prensa. Feo coqueteo.

Pues bien, YO PROHIBIRÍA CIERTAS PELÍCULAS. Debería haber una Comisión Internacional que impidiera que se hicieran tropelías como una versión de Las 4 plumas, de hace unos años, que puso el otro día la CUATRO. No es libertad de expresión.
Utiliza un título emblemático y se basa en una novela. NO SE PUEDE MACHACAR la historia de ficción así, cambiando personajes, acciones ¡TODOS! No se puede hacer eso.

Es como el caso de la mamarrachada americana TROYA, que por bobos los autores ponen un letrero de 10 días después¡¡¡ si duró años!!! Encima, a Héctor, lo matan al principio, con lo cual el poema épico que dice el valiente Héctor nos salvará, no ha lugar porque un imbécil guionista, un bobo director y un inútil productor, se cargan a Homero, la leyenda y la historia. ¡Vaya conjunto de pelanas manejando millones y ordenadores!