PERDIDA GRANDEZA

El cine fue el gran invento, el gran entretenimiento durante muchos años. La llegada de la televisión marca el principio del fin.

El número de espectadores disminuye a pasos agigantados. Sólo hay interés por aquellas películas con gran apoyo multimedia.
¿Qué pasa con las otras? ¿Qué pasa con películas de verdad como LA VIDA DE LOS OTROS? Hay una gran contradicción en el tema. Baja el número de espectadores, ¿Por qué aumenta la venta en el top manta y en la bajada por ordenador

Para comprar o bajar, la película tiene que ser conocida. Si no se ha estrenado, o si no se ha hecho publicidad en periódicos o en televisión, ¿cómo se conoce para adquirirla por esos otros medios? A la larga eso también se acabará, porque tenemos otras diversiones, como escuchar a Maite Zaldívar, no decir nada y llevarse un pastón por eso. Y tenemos a Gema Ruiz, otro pastón y no habla. Pero si habla es peor, no se le entiende.

Entre estas dos o ver 300, prefiero ver la película.