SPIDERMAN 3: UNA VERGÜENZA

Verdadera vergüenza es que se produzca un engendro como SPIDERMAN 3. No hay derecho. De forma general se podría decir: abuso de monótonos efectos generados por ordenador, y cuando hablan, es decir se supone que hay director guionista, ¡¡es aburridísimo y bobo!!

Dejando aparte toda una serie de defectos y tópicos, como lo de buscar el lado oscuro del superhéroe, lo que resulta intolerable y un insulto al espectador son esos planos de Tobey Mcguire paseando por la ciudad con ritmo, ¡¡ y todas las mujeres se paran a mirarle!!¡Anda ya!

Colocan la cámara muy baja, para que parezca ¡ALTO! Pero lo que ya es el delirio del mal gusto, la imbecilidad y la fealdad, es el mismo tipo haciendo un número de genio de todo en un café en el que se toca jazz.

No hay por donde cogerla, y harán la 4 y la 5como en las de dibujos que la Cenicienta ya no se por qué número va, y SHREK, por el tres.

Si las películas las hacen en un ordenador, ¿por qué es delito verlas en ordenador?